Centro de torneado en duro de super precisión Hardinge

Los centros de torneado de Super Precisión de Hardinge reducen los tiempos de ciclo en un 82%

Los centros de torneado en duro de Super Precisión de Hardinge eliminan la necesidad de la operación de rectificado para el acabado de la pieza, con lo que reducen el tiempo de preparación en un 70% y el tiempo de ciclo hasta en un 82%. Además, consiguen precisiones de hasta 0,5 micras, la mitad del tamaño de una bacteria.

La industria automotriz y la aeroespacial requieren piezas cada vez más precisas, con tolerancias más ajustadas. El 95% del mercado de torneado de precisión consigue tolerancias de +/- 12 micras, lo que no es lo bastante preciso para la demanda del mercado actual, que exige tolerancias más ajustadas. Así, las piezas semiacabadas se han de enviar a un proceso final de rectificado para alcanzar la precisión necesaria. El torneado convencional no es capaz de producir las piezas requeridas en un solo paso.

La industria necesita máquinas herramienta cada vez más precisas, para alcanzar las cada vez más exigentes tolerancias geométricas en redondez, cilindricidad, rectitud y esfericidad. Al mismo tiempo, la industria también demanda rugosidades superficiales más bajas. En muchos casos, un torno CNC de precisión y una rectificadora podrían conseguir realizar el trabajo, aunque ello conlleva dos máquinas y dos operarios. El torneado en duro de Super Precisión elimina la necesidad del rectificado.

Más precisión en piezas de mayor dureza

El torneado en duro se define como el proceso de corte en un único punto en piezas con valores de dureza por encima de 45 HRC en la escala Rockwell. Sin embargo, la dureza típica en piezas torneadas en duro tendrá entre 58 y 68 HRC.

El proceso de torneado en duro de precisión es similar al torneado convencional, de manera que su introducción en el ambiente normal de fábrica no requiere cambios operacionales importantes. Los materiales habituales para el torneado en duro engloban una amplia variedad: aleaciones de acero, acero para rodamientos, aceros para herramientas de trabajo en frío y en caliente, aceros rápidos, aceros para molde, aleaciones aeroespaciales, recubrimientos de cromo duro, etc.

Los centros de torneado de Super Precisión combinan un diseño muy avanzado y la integración del mejor hardware/software en una máquina herramienta de producción. Estas máquinas son capaces de producir resultados muy precisos de forma sistemática y repetitiva con una mínima intervención humana. Los principales sectores y empresas que pueden beneficiarse de este tipo de máquinas son: fabricación de patrones/calibres, rodamientos, utillaje, molde/estampación y empresas que actualmente realizan rectificado.

El torneado de Super Precisión trabaja con un rango de tolerancias de entre 0,5 y 6 micras, superponiéndose a otras tecnologías como son el torneado con herramientas de diamante, el rectificado y el torneado de precisión común. Mientras la inmensa mayoría de las máquinas herramientas de precisión actual ofrecen resoluciones (encoders, reglas ópticas, etc.) de 1 micra, los nuevos estándares en la industria requieren de maquinaria con resoluciones menores. Estamos hablando de 0,1 micras (10 veces menor). Precisiones que la inmensa mayoría de los fabricantes actuales no pueden ofrecer.

Sin embargo, los nuevos tornos de Super Precisión de Hardinge pueden conseguir la precisión que antes sólo se obtenía con máquinas especiales para el torneado con herramientas de diamante. Es decir, cilindricidades inferiores a 1-2 micras y torneado con precisiones generales dentro del rango de las 2 micras.

Precisión en tamaño y en forma

Además de la precisión dimensional, las piezas fabricadas deben cumplir con los estándares de tolerancia geométrica, entre los que se incluye la redondez y la cilindricidad. El torneado de Super Precisión despunta en este apartado, pues es capaz de producir piezas con rugosidades superficiales muy bajas y tolerancias de forma con gran exactitud, ya sean 2D o 3D.

La destacable precisión con la que son capaces de producir los tornos de Super Precisión de Hardinge sólo es posible obtenerla si se dispone de una base extremadamente estable. Los tornos de Super Precisión deben tener una rigidez extraordinaria y una estabilidad sin igual para ser capaces de contrarrestar las fuerzas que se producen durante el mecanizado. Esta estabilidad impide la deformación por variaciones de temperatura y torsiones que pudieran producirse, obteniendo piezas de enorme precisión con un rendimiento muy elevado.

Daunert es el distribuidor para la Península Ibérica de los centros de torneado de Super Precisión de Hardinge. Información de contacto: https://daunert.com/